Verdades y mentiras del ciclo-indoor

Actualmente, el ciclo-indoor (también conocido como spinning) se ha convertido en una de las actividades colectivas de mayor popularidad en los gimnasios. Esta actividad estrella no pasa de moda, y cada vez gana más adeptos debido a que se trata de un ejercicio realmente dinámico y divertido. Este ejercicio tiene tres puntos clave que la convierten en una actividad especial:

  • Logra grandes resultados en un corto periodo de tiempo
  • La realización de esta actividad es muy sencilla
  • No tiene ningún impacto negativo en las articulaciones

Esta popular actividad tan de moda y con las clases repletas de gente ha logrado ganarse en muy poco tiempo el aprecio de los amantes de la actividad aeróbica, ya que es todo lo que precisa cualquier persona para gozar de los muchos beneficios que brinda el ciclismo de una manera diferente. Este nuevo programa realizado sobre una bicicleta estática se encarga de trabajar resistencia, fuerza y velocidad al ritmo de la música.

Mitos sobre el ciclo-indoor

Como en prácticamente todas las actividades o ejercicios, son muchos los mitos o creencias falsas que circulan sobre el ciclo-indoor que merece la pena aclarar para no dar lugar a malentendidos.

  • Mito 1. Las mujeres embarazadas no pueden practicar ciclo-indoor: Completamente falso. Las mujeres en estado de gestación también pueden disfrutar de esta actividad como cualquier otra persona, siempre y cuando el médico no haya indicado lo contrario.
  • Mito 2. Cuanto mayor sudoración, más se logra adelgazar: Completamente falso. El sudar más no implica perder más peso o quemar más grasa. Muchas personas que practican esta actividad creen que podrán deshacerse de todo el exceso de tejido graso del cuerpo. Si realmente se desea perder peso es importante llevar una dieta saludable, equilibrada y controlada de manera conjunta a este ejercicio.
  • Mito 3. El ciclo-indoor aumentará en exceso la musculatura: Completamente falso. Muchas personas, especialmente mujeres, temen que esta actividad comience a desarrollar en exceso la musculatura de sus piernas, pero esta creencia es falsa, ya que para ello es importante realizar actividades específicas como pesas o máquinas que logren desarrollar el volumen de los músculos.

Verdades sobre el ciclo-indoor

No todos los ejercicios o actividades son para todo el mundo, por ello es muy frecuente que haya personas que se digan: El ciclo-indoor no es para mí.

Esta afirmación es verdadera a medias, no se trata de una frase tan disparatada como muchos pudieran pensar, aunque hay que destacar que puede tener sus matices. Y es que resulta normal que una persona completamente desentrenada no tenga la misma fuerza, resistencia y aguante que cualquier otra persona que lleve semanas practicando ciclo-indoor.

La clave está en trabajar hasta donde se pueda, especialmente los primeros días, sin agobiarse ni preocuparse, ya que con el tiempo se logrará coger el truco a este ejercicio.

¿Quieres una bicicleta de ciclo-indoor para practicar desde tu casa? Click aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *