Practicar deporte ayuda a vivir más y mejor

Una investigación realizada por el Consorcio de Cohortes del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, indica que las personas más activas pueden llegar a alargar su esperanza de vida. Según el estudio quienes realizan una actividad física moderada, como puede ser caminar deprisa, durante unos 150 minutos a la semana, pueden vivir 3,4 años más. Una esperanza de vida que se incrementa hasta 4,5 años si las personas superan en más del doble ese tiempo.

 

practicar deporte en casa

practicar deporte en casa

aparatos de abdominales

El motivo de que esto suceda es que la actividad física activa varios mecanismos en nuestro organismo. A nivel celular se ha demostrado que el ejercicio físico ralentiza el acortamiento de los telómeros una parte del ADN que disminuye con el paso del tiempo como consecuencia de la división celular. Esto supone un incremento en la esperanza de vida al retrasarse la apoptosis o muerte celular.

A medida que una persona mejora su condición física se reduce el riesgo de mortalidad al incidir esta directamente en factores como la hipertensión, el exceso de glucosa en sangre o el sobrepeso, causantes de enfermedades no transmisibles (ENT) como la diabetes tipo II, el cáncer de colon y de mama o las cardiopatías coronarias y los accidentes cerebrovasculares. La práctica regular de ejercicio físico aumenta los niveles del llamado colesterol bueno (HDL) y tiene un efecto positivo en la regulación de la presión arterial.
La inactividad física según la Organización Mundial de la Salud, constituye ya el cuarto factor de riesgo más importante de mortalidad en todo el mundo (6% de defunciones a nivel mundial). También se estima que esta es la causa principal de aproximadamente el 21’25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de diabetes y aproximadamente el 30% de las cardiopatías isquémicas. Por no hablar de que las ENT representan actualmente casi la mitad de la carga mundial total de morbilidad de cada 10 defunciones, 6 son atribuibles a estas.

Acabar con el sedentarismo

Hoy en día vivimos en una sociedad que está continuamente atareada, ya sea por el trabajo, por tener que cuidar a la familia, cosas que dificultan el tener tiempo libre para practicar deporte. Conviene concienciar a la población de la necesidad de moverse. Fitness House especialistas del deporte en casa te ayudarán para que siempre encuentres tiempo para practicar deporte y mantenerte en forma. Disponemos de bicicletas de ciclo-indoor, bicicletas elípticas, cintas de correr, aparatos para piernas y gluteos, además de aparatos de abdominales, aparatos de brazos, pecho y espalda y todo tipo de productos para que puedas practicar deporte y realizar acciones físicas que rompan el sedentarismo. La mayor parte de los productos vienen acompañados de rutinas de entrenamientos y ejercicios que haran que la práctica del deporte algo sencillo y que no te quitará tiempo.

El hecho de practicar deporte no sólo te ayudará a vivir más, sino que te ayudará a estar mejor mentalmente, más positivo y con más energía. El ejercicio físico está más que recomendado para prevenir y tratar la depresión, debido a que influye directamente en nuestro estado de ánimo. Estudios recientes nos explican como ayuda en demencias y prevención del alzhéimer al actuar sobre varios neurotransmisores, como es el caso de la dopamina.
Al practicar deporte se reducen mucho los riesgos de enfermar y se obtiene una mayor calidad de vida. Se calcula que las personas que practican deporte tienen una edad metabólica de entre 10 y 15 años menos que la cronológica.

Además de practicar deporte se recomienda llevar una alimentación sana, una correcta hidratación y dejaro atrás hábitos perjudiciales como el tabaquismo o el consumo de alcohol.

Practicar deporte a edad adulta

Si un adulto es sedentario, deberá primero hacerse un chequeo médico y comenzar poco a poco, guiado por un profesional que le diga qué ejercicio es el que más le conviene, sobre todo, si es una persona con factores de riesgo o enferma. «No hay prácticamente ninguna enfermedad para la que no haya una actividad física indicada», agrega la doctora, que añade que, actualmente, se buscan marcadores de discapacidad, como la pérdida de la fuerza en las piernas al envejecer, para poder actuar, trabajar esa musculatura y mejorar esa circunstancia en el futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *