Fat Bike

Si desde hace unos años las famosas y estilizadas fixies eran las dueñas de la ciudad, parece que ahora tienen a una nueva amiguita: las fat bikes. Aunque están más pensadas para rodar por montaña, algunas se dejan ver entre los coches de la ciudad.

Una fatbike no es más que una bici con una neumático más ancho de lo normal, de entre 3,5 y 5 pulgadas. ¿Qué tienen de especial estas bicis además de su peculiar estética? La rueda se puede inflar a bajas presiones (0,5 bares), lo que hace de la rueda una auténtica suspensión y todoterreno.

En un principio las fatbikes estaban pensadas para rodar por nieve o terrenos difíciles como arena, pero su versatilidad y comodidad para rodar por todo tipo de terreno le han dado mucha popularidad. Al igual que una rueda de 29″ te hace más fácil “comerte” los baches, los neumáticos de las fat bikes son unos auténticos comecaminos.

“La gorda” se ha hecho un hueco entre las “flacas”. En la última edición de la Andalucía Bike Race hemos podido ver al conocido Josef Ajram compitiendo con este tipo de bici y según él cuenta, la descubrió hace poco y la resulta muy cómoda, tanto como para competir con ella.

Es otra forma de ver la bici de montaña, otra forma de pedalear y disfrutar de la naturaleza (o de la bici en la ciudad). Según cuentan los que la prueban, las ruedas se tragan cualquier camino, lo que la hace una bici muy apetecible para los amantes de los senderos complicados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *