Duelo de mancuernas regulables: Powerblock vs Bowflex

Muchos de vosotros nos habéis preguntado por el material indispensable para montar un gimnasio casero: muchas veces no hay espacio (ni money) para hacernos con todo el material que nos gustaría ni de la calidad que nos gustaría, pero por algo hay que empezar. Hoy os traemos dos alternativas de mancuernas ajustables que ocupan muy poco espacio y son muy versátiles, para que conozcáis distintas opciones para equiparos: PowerBlock y Bowflex.

Estos son los dos tipos de mancuernas ajustables más conocidos del mercado. Ambos son sistemas de mancuernas compactos que sustituyen en espacio a muchos pares de mancuernas convencionales. Frente a las mancuernas ajustables de discos de toda la vida, estas mancuernas son más pequeñas, tienen un sistema de cambio de peso más sencillo y más rápido y, aunque esto es subjetivo, pueden parecer más estéticas.

PowerBlock: cambia el peso de kilo en kilo

MANCUERNA-POWERBLOCK-FLEX-U50

Las PowerBlock (muchos las conoceréis porque son las que utilizan en BodyRock) tienen forma rectangular. Su peso básico es de 5 libras (sí, todas están medidas en libras, aproximadamente unos 2, 5 kilos), que podemos ir subiendo en su modelo Poweblock Sport 9.0 Stage III (el que más peso admite) hasta los 41 kilos por mancuerna con incrementos de uno o dos kilos. Hay dos modelos más, específicamente diseñados para levantamientos pesados, que pueden llegar hasta los 79 kilos por mancuerna.

PowerBlock_columnstand_u90-2

Lo bueno de estas mancuernas ajustables es que su tamaño es proporcional al peso que levantas: son más manejables que las Bowflex. Y el cambio de peso se puede hacer de kilo en kilo, algo positivo para los músculos más pequeños. Y se pueden comprar poco a poco: puedes empezar por una mancuerna más pequeña e ir comprando las “expansiones” hasta llegar a la de 41 kilos.

Bowflex: cambio de peso más rápido

mancuerna-ajustable-fitnesshouse03

Las Bowflex estéticamente recuerdan más a una mancuerna tradicional. Los dos modelos disponibles son el Bowflex® SelectTech® 1090 (con un peso variable desde diez libras -cuatro kilos y medio- hasta 90 libras -40 kilos- por mancuerna) y el Bowflex® SelectTech® 552 (con un peso variable desde 5 libras -2, 27 kilos- hasta 52, 5 libras -23, 8 kilos- por mancuerna). El incremento se realiza siempre de 5 en 5 libras, es decir, subiendo o bajando como mínimo 2, 27 kilogramos.

¿Qué me gusta de estas mancuernas? El mecanismo de cambio de peso es más sencillo y rápido, ya que funciona con una ruleta en cada extremo de la mancuerna: seleccionas el peso en la ruleta, levantas la mancuerna y… Voilà! Lista para entrenar. Además, parecen más estéticas que las PowerBlock: tienen más pinta de mancuerna.

mancuernas-pesas-ajustables-bowflex-ejercicio-gym-figura-10494-MLM20029548668_012014-F

¿Lo que no me gusta? Su precio. No son mancuernas económicas. Pero hay otra opción, las mancuernas regulables Fitness House, que son las equivalentes a las Bowflex® SelectTech® 552, pero por mucho menos dinero. El mismo sistema, los mismos pesos, pero con la gran diferencia en lo económico.

¿Merece la pena invertir en mancuernas ajustables?

Como siempre, depende. Depende sobre todo del uso que le vayáis a dar: si las vas a usar de forma intensiva y les vas a sacar partido, puede ser una muy buena inversión. Pero es material bastante caro: depende de dónde las compréis, pero en E-Bay el precio que he encontrado es de 425 € para las PowerBlock y 389 € para las Bowflex, en el caso de las Mancuernas Regulables Fitness House la diferencia es considerable, ya que siendo lo mismo que las BowFlex 552 (389€), éstas cuestan 249€.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *