Desmontando mitos: Deporte y Sexo no están reñidos

Hoy os traemos un artículo para los lectores de Fitness House donde mezclamos lo que probablemente sean vuestras dos pasiones: el deporte y el sexo.

Seguro que a muchos nos suenan esos tópicos de entrenadores, tanto en el baloncesto, como en el fútbol, mundiales, eurocopas… como en cualquier deporte, donde a los jugadores se les prohibía tener relaciones sexuales antes de los partidos con sus mujeres para no bajar el rendimiento… Se han tejido infinidades de creencias y mitos que por suerte con el paso del tiempo se están revirtiendo ya que hay investigaciones médicas que no solo manifiestan que no baja el rendimiento sino que lo mejora.

¿ES ÚTIL LA ABSTINENCIA PARA RENDIR MÁS?

No hay relación establecida entre el sexo y rendimiento físico o mental posterior, aunque es una idea muy extendida, y no solo extendida en el espacio, sino que también en el tiempo.

El ayuno erótico se practicaba ya en las olimpiadas griegas, los torneos medievales y los duelos del siglo XIX.

Para los budistas e hindúes, la eyaculación consume energía espiritual.

Los étoro de Papúa-Nueva Guinea creen que cada varón tiene su reserva de semen y que morirá si la agota. Por eso, antes de los grandes esfuerzos, se aprovisionan haciendo felaciones a otros. Aunque no hay razones que lo avalen, el mito está tan arraigado que quizá funciona por sugestión.

Hoy vamos a desmontar este falso mito y para ello, debemos conocer las propiedades beneficiosas de la práctica del sexo.

PROPIEDADES BENEFICIOSAS DEL SEXO

Actúa en el metabolismo proteico, en el crecimiento muscular, aumenta el deposito de la fosfocreatina, aumenta la síntesis de glucógeno muscular, en el crecimiento óseo, estimula la eritropoyesis (glóbulos rojos), motiva y da agresividad, provoca cerramiento del cartílago de conjunción (niños).

Es una hormona que juega un papel importante en el equilibrio que se produce con el entrenamiento, sus niveles en sangre están más elevados durante la mañana, ya que la liberación se produce durante el sueño o en el entrenamiento, es transportada en sangre por proteínas y se transforma en dihidrotestosterona que es la forma activa y lista para actuar.

Durante el entrenamiento, a los pocos minutos la testosterona se eleva lentamente en sangre y alcanza el pico máximo entre los 30 y 40 minutos, luego comienza el descenso alrededor de los 90 minutos, en que el rendimiento físico disminuye y se debe esperar hasta que se recupere nuevamente los valores de testosterona que es alrededor de los 40 y 60 minutos y poder iniciar otra etapa de entrenamiento. De esa forma, se logra que cada etapa aumente los niveles en sangre.

Al comienzo de un entrenamiento es conveniente comenzar con ejercicios dinámicos y poliarticulares. Hay estudios que han demostrado que ejercicios cortos e intensos, produce buenos niveles de testosterona, a diferencia de ejercicios extenuantes y prolongados que bajan significativamente los niveles de la hormona. El sexo estimula la producción de testosterona y aumenta la potencia de los atletas.

El rendimiento deportivo de las mujeres estaba directamente vinculado con el número de orgasmos, especialmente en velocistas y saltadoras. Mientras más orgasmos mayor rendimiento.

El Dr. Juan Sánchez García de España, demostró que no hay diferencias en los dosajes en sangre de testosterona basal entre deportistas y sedentarios, y sí un aumento significativo de la hormona tras la competición.

CONCLUSIONES:

Más allá de los mitos, está demostrado que la testosterona natural producida por el organismo, aumenta en sangre, durante el sueño, según el tipo de entrenamiento deportivo y con las relaciones sexuales. Estas en forma controlada, con pareja estable, la noche previa a la competencia u horas antes, es músculo relajante, placentero, produce aumento de las endorfinas (sustancias que producen sensación de bienestar), el desgaste físico se calcula alrededor de 100 calorías aproximadamente, que equivale a subir dos pisos o caminar cuatro cuadras rápido, no implica un agotamiento físico.

Paradójicamente, hay estudios que demuestran que las mujeres teniendo menos nivel de testosterona, con el orgasmo aumenta dicha hormona e incrementa el rendimiento en velocistas y saltadoras.

Finalizando, quiero transmitir que aquel deportista que quiera tener relaciones sexuales con su pareja, antes de las competencias no tiene efectos negativos para el rendimiento, todo lo contrario ya que es algo natural y fisiológico.

Lo que no se aconseja, son los productos sintéticos (testosterona) como los anabólicos esteroides, considerados drogas prohibidas en el deporte y con efectos adversos importantes.

Por ello mismo, desde lo alto de mi pupitre puedo gritar ¡se acabó la abstinencia para practicar deporte!

¿No es verdad que después de leer este artículo os sentís todos/as mucho más “descargados”?

Y hablando de deporte, aquí podéis encontrar interesantes productos que os permitirán practicar deporte en vuestra propia casa… ¡Antes o después! 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *