Un pequeño truco para motivarte cuando haces ejercicio

“Puf, puf… ya  llevo veinte minutos, me faltan diez”. “Van tres series, faltan dos”. Es lo que usualmente pensamos al ejercitarnos, sea que salgamos a correr o vayamos al gimnasio. Y con sólo pensar en lo que nos falta hacer sentimos cansancio, desgano y también a veces frustración, sobre todo si no estamos acostumbrados a movernos con regularidad. Sin embargo, como para muchas otras cosas, la cuestión parece ser más una traba mental.

El pensar, por ejemplo “me faltan sólo dos vueltas” (no “me he dado ya 13 vueltas”) podría ayudarte a alcanzar tu meta, de acuerdo a una investigación realizada por la Universidad de Chicago (EE. UU.).

Los investigadores comprobaron la teoría manipulando la atención de la gente con diferentes tarjetas de ofertas (los del tipo “si compras tres, te llevas uno gratis” y que te sellan o marcan con cada compra). Resultó que la gente estaba mucho más motivada a completar las tarjetas cuando el énfasis estaba en el número más pequeño.

¿Pero por qué? porque queremos experimentar el hacer progresos cuando queremos conseguir algo, según el líder de estudio, Ayelet Fischbach, profesor en dicha universidad. “Si piensas en una sola acción en relación a una cantidad mucho más grande, tu progreso puede parecer sólo una gota en el océano y tu motivación para continuar será muy pequeña”.

Entonces, haz esto: olvídate de tu objetivo grande, como bajar 10 kilos, y conviértelo en mini metas. Apunta a bajar 400 gramos a la semana, y una vez que estés cerca de completar los 10 kilos, enfócate en lo poco que te falta para llegar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *